Un buen agarre ¿Cómo lograrlo?

24 agosto, 2020

Amamantar no tiene que doler, si duele hay que encontrar el motivo y eliminar la causa del dolor. El dolor de pezón es indicio de que el bebé no se está prendiendo bien al pecho. Aquí en Mom&Dads School te presentamos algunos consejos que te ayudarán a determinar cuando el bebé tiene un buen agarre del pezón.

Uno de los principales motivos por los que hay problemas de agarre, es la falta de referentes. Hay muchas mamás recientes que quieren amamantar a sus bebés pero que nunca han visto a nadie hacerlo. Por lo que, es frecuente ver a mamás con grietas, con dolor al dar el pecho, con infecciones, todo producido por un mal agarre.

Cuando se realiza un buen agarre, el bebé succiona correctamente, extrae la leche que necesita y estimula adecuadamente el pecho para seguir produciendo leche.

La boca del bebé debe estar bien abierta antes de introducir el pezón (como si estuviera bostezando) para asegurarte de que abarca parte de la areola y no sólo el pezón.

Fíjate que el bebé tenga el cuello recto (no debe mamar con la cabeza girada) y que la posición sea de “ombligo con ombligo”.

La nariz y la barbilla del bebé quedan pegados al pecho (tranquila que no se ahoga) y los labios revertidos hacia afuera.

Una buena manera de conseguir un buen agarre es poner al bebé al pecho cuando está en estado de alerta tranquila (despierto pero tranquilo), si está llorando nervioso o se muere de hambre, es posible que se agarre mal debido a la ansiedad.

Si te duele es que algo no va bien, lo mejor que puedes hacer es mantener la calma, soltar al bebé (utilizando tu dedo meñique para romper el vacío en el pecho) y colocarlo de nuevo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

3 × dos =