8vo mes (de la 29ª a la 32ª semana de gestación): Tiernas sensaciones

Un pensamiento tranquilizador: si tu hijo llegara en estos momentos al mundo, ya podría vivir con ayuda médica. Sin embargo, este inicio de la vida prematuro sería aún bastante problemático, pues habría que apoyar con medicamentos la maduración de los pulmones y el bebé sería muy vulnerable a infecciones, además de tener que ser alimentado artificialmente.

El cuerpo del bebé está cubierto de lanugo, una fina pelusilla encargada, junto a la membrana llamada amnios, de que la piel del bebé no se reblandezca con el líquido amniótico.

El feto está cada vez más despierto y reacciona al contacto exterior. Siente cuándo colocas con ternura la mano sobre tu vientre o cuándo tu pareja presiona suavemente tu tripa con un dedo. Quizá el niño “responda” empujando también o acurrucándose desde dentro en el lugar donde se encuentra la mano.

Al finalizar el octavo mes de embarazo, tu bebé ya mide entre 40 y 42 centímetros y pesa entre 1.700 y 2.000 gramos.