9no mes (de la 33ª a la 36ª semana de gestación): Último entrenamiento para la vida “real”

La cuenta atrás para el nacimiento corre, el bebé practica para la vida “real”. En tu seno tiene relativamente poco espacio, por lo que apenas puede girarse ya.

Ahora traga diariamente hasta tres litros de líquido amniótico y entrena así el estómago, las tripas y la vejiga. Se chupa el dedo con frecuencia y patalea con fuerza: así logra que su piel sea masajeada por la pared del útero. También abre ya los ojos con mayor frecuencia.

A finales del noveno mes tu bebé mide unos 47 centímetros y pesa entre 2.500 y 3.000 gramos.