La lactancia alimenta y conecta

La lactancia suele ser uno de los períodos más hermosos a la hora de ser madre, sin embargo existen muchos mitos que terminan convirtiéndose en temores innecesarios, pues durante este periodo, además de alimentar a su bebé, usted podrá crear un gran vínculo emocional que se convierte en inalienable.

La lactancia alimenta y conecta

Algunos de los temores que pueden generar duda durante la lactancia, pero que  en realidad no implican ningún tipo de inconveniente son los siguientes:

La forma del pezón

La glándula mamaria es el único órgano del cuerpo humano que termina su maduración al destetar por lo tanto el desarrollo de los pezones no se ha completado hasta que se empiece con la lactancia.

 El tamaño de los pechos

La gran pregunta con respecto al tamaño de los pechoses ¿Si los tengo pequeños producirán poca leche?, esto no es cierto, lo que determina la producción de leche es la cantidad de grasa que rodea a la glándula mamaria, no el tamaño.

Dolor por amamantar

El dolor por amamantar dependerá de la técnica que apliques al hacerlo, a lo mejor has podido ver a mamás que lloran de dolor mientras dan pecho a su bebé, pero la clave está en que el niño debe tomar de la areola y no del pezón.Es un mito que por dejar su saliva después de lactarlo o por no prepararlos durante el embarazo, los pezones sufran lesiones.

En algunos casos las mamás creen que tienen poca leche y piensa que su hijo no quedará lo suficientemente lleno, y en realidad el líquido que lo alimenta en ese período es el calostro, el cual sale en goteo, pues el objetivo es que tu hijo aprenda a succionar, tragar y respirar al mismo tiempo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

2 × cuatro =