Lactancia materna protege contra el eczema en la adolescencia

24 agosto, 2020

Los bebés que se han nutrido exclusivamente de la leche materna durante un tiempo prolongado tienen un 54% menos de riesgo de padecer eczema a los 16 años, según un estudio realizado por investigadores del King’s College de Londres, de la Universidad de Harvard, de la Universidad de Bristol y de la Universidad McGill.

El estudio, publicado en el Journal of the American Medical Association (JAMA) Pediatrics, se ha basado en una muestra de 13.557 adolescentes bielorrusos participantes en el ensayo PROBIT (PRomotion of Breastfeeding Intervention Trial).

Del análisis de los datos de estos adolescentes se descubrió que los casos de eczema son un 54% menos frecuentes a los 16 años en aquellos bebés cuya madre, bien supervisada, practicó la lactancia materna exclusiva.

El eczema es una enfermedad de la piel que se caracteriza por la aparición de manchas rojas acompañadas de picor intenso. Provoca lesiones cutáneas como piel seca y rojiza, grietas y picazón. Afecta a uno de cada cinco niños y a uno de cada diez adultos en los países desarrollados.

Grupo de control

La mitad de las madres y de las clínicas pediátricas participantes recibieron todos los apoyos establecidos en los protocolos de la Organización Mundial de la Salud y de la UNICEF, mientras que la otra mitad de las madres desarrolló la lactancia libremente, no sujeta a protocolo alguno.

La intervención a favor de la lactancia redujo en un 50% el riesgo de eccema durante el primer año de vida de los bebés, constató la investigación. Lo sorprendente es que dieciséis años más tarde, el efecto protector de la lactancia estuvo presente todavía en la mitad de los casos, según se comprobó mediante un análisis de la piel realizado por personal médico.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

17 + dieciseis =